Untitled Document
 
Untitled Document
 
  Untitled Document
 
Por Colectora
 
Pastillas del Abuelo
 
Crisis
 
Versiones
 
Desafios
 
El Barrio en sus puņos
 
  Untitled Document
  Letras
1 Oportunistas
2 Tantas escaleras
3 Candombe de resacas
4 Enano
5 Por colectora
6 Amar y envejecer
7 Otra vuelta de tuerca
8 Viejo
9 Osiris
10 Desde la postura
11 Locura y realidad
12 Historias
Productor Artístico: Martín “Tucán” Bosa
Producción de guitarras: Daniel “Piti” Fernandez
Grabado por: Martín Bosa en Estudios Circo Beat, Tuacansoniq, y Tres Elementos
Mezclado por: Martín Bosa en Estudio Tucansoniq
Masterizado por: Martín Bosa en Estudio Tronador
Asist. de grabación en Circo Beat: Ricardo "Gafas" Maril y Martín Daneri
Asist. de grabación en Tres Elementos: Eduardo Eluani y Mariano Romano
El Gurú de los parches: Luis Querol
Asist. de guitarras: Diego Laiolo
Asist de Mastering: Javier Anllo
Dibujos por: Juan Pablo Presta
Arte del disco por: Alejandro Fazio (www.numumultimedios.com.ar)
Arreglos Musicales: Las Pastillas del Abuelo
Producción ejecutiva: Eduardo Rocca
 
 Historias

A un cadete acostumbrado a las corridas
la vergüenza ya le pisa los talones,
lamentando el precio de sus confesiones
va esquivando ejecutivos por Florida.
Mientras cruza sin mirar las avenidas
se martilla la cabeza sin piedad,
vuelve con los ojos llenos de perdón.
Pero es demasiado tarde
y ella le da un beso de esos
que humillan a la soledad.

Por el centro todos conocen la historia
del más pillo y la más bella del condado,
y aunque tiene momentos de poca gloria
es un cuento que merece ser contado.
Cuando el amor se tomó unas vacaciones
la vida le dio milonga y el bailó,
nunca le dijo que no a otros rocanroles.

Pero Steve Ray Voughan fue testigo
de esa magia que los condenó
a vivir eternamente
entre el tedio y la pasión,
el instinto y la razón,
entre la perseverancia
y la cruel resignación.
Esa magia que no los va a dejar ser
dos amantes del montón.

Ahora ella va a dos mil por hora por la vida
pisa el freno sólo para sus dos críos,
él supo hacerse más compañero del frío
ese que le hacía sangrar por la herida.
Si hoy la describo, digo profeta Mahoma,
una vez hecho un trato ya lo consiguió,
y él adquirió una gran filosofía de goma
y zapatos baratos, eso no cambió.
Ninguno de los dos creía en el destino
y este se vengó. Para hacerse notar
les va poniendo más piedras en el camino.

Pero yo les juro fui el testigo
de esa magia que ellos seguirán
compartiendo eternamente
entre el tedio y la pasión,
el instinto y la razón,
entre la perseverancia
y la cruel resignación.
Esa magia que no los va a dejar ser,
nunca los va a dejar ser,
dos amantes del montón.

Letra: Juan Fernández

 
Las Pastillas del Abuelo :: Sitio Oficial
Google+
  Las Pastillas del Abuelo Sitio Oficial ::: Todos los derechos Reservados Diseño by Estudio UF!